POR SUPUESTO QUE BERGOGLIO NO CREE EN EL INFIERNO

POR SUPUESTO QUE BERGOGLIO NO CREE EN EL INFIERNO

En realidad , lo que Bergoglio le dijo a Scalfari (1) no es ninguna novedad. Bergoglio como todos los herejes modernistas cree que la misericordia de Dios es completamente ilimitada, que Dios no hace justicia, que todos nos salvamos y que el infierno de una forma u otra es un mero mito. Y la finalidad satánica de tal enseñanza es clara: incitarnos a pecar sin tasa ni miedo alguno.

Y así, en nombre de la misericordia divina Schillebeeckx niega el infierno. Pero hay otros ideólogos modernistas, no “infernalistas”, que, de hecho, creen que el infierno está vacío, como Teilhard de Chardin, Rahner y von Balthasar, que consideran el infierno como una posibilidad teórica de desastre final pero, al mismo tiempo, insisten en el deber de “esperar para todos”, según R. Gibelli .

De esa herencia bebe Bergoglio. De esa fuente habla y siempre ha hablado de acuerdo a la misma:

En Amoris Laetitia el punto 297 que dice clarísimamente:
“NADIE PUEDE SER CONDENADO PARA SIEMPRE, PORQUE ESA NO ES LA LOGICA DEL EVANGELIO”.

Y es que según la lógica del Evangelio de Bergoglio:TODOS HEMOS SIDO SALVADOS POR CRISTO, por tanto o el infierno no existe o si existe no es operativo porque está vacío, ya que la salvación es universal:

“EL SEÑOR A TODOS, A TODOS NOS HA REDIMIDO CON LA SANGRE DE CRISTO: A TODOS, NO SOLO A LOS CATÓLICOS. ¡A TODOS! ‘PADRE, ¿Y LOS ATEOS?’. A ELLOS TAMBIÉN. ¡A TODOS! ¡Y ESTA SANGRE NOS HACE HIJOS DE DIOS DE PRIMERA CLASE! ¡HEMOS SIDO CREADOS HIJOS A IMAGEN DE DIOS Y LA SANGRE DE CRISTO NOS HA REDIMIDO A TODOS! Y TODOS TENEMOS EL DEBER DE HACER EL BIEN”
(Misa de santa Marta, 22 de mayo del 2013)

Pero, negar el Infierno es una de las herejía más graves que puede cometer un católico, y eso por infinitos motivos:

1º) Niega las constantes amenazas del Señor en los evangelios sobre su terrible y objetivo peligro.

2º) Porque niega las constantes definiciones dogmáticas de la Iglesia.

3º) Porque vacía de sentido de la Encarnación, Muerte y Resurrección del Señor. Porque entonces, si el infierno no es la más terribles de las perspectiva del hombre, entonces la obra redentora de Jesucristo toma un matiz claramente superfluo.

4º) Porque es el más torpe y antiguo engaño de satanás al hombre, para cobrar almas como trofeos de guerra, y que consiste en negar el terrible peligro frente al que nos movemos:

Gén 3:4 Replicó la serpiente a la mujer: «De ninguna manera moriréis.
Gén 3:5 Es que Dios sabe muy bien que el día en que comiereis de él, se os abrirán los ojos y seréis como dioses, conocedores del bien y del mal.»
Gén 3:6 Y como viese la mujer que el árbol era bueno para comer, apetecible a la vista y excelente para lograr sabiduría, tomó de su fruto y comió, y dio también a su marido, que igualmente comió.

 


NOTAS:
1) Como es sabido, el periodista Scalfari ha atribuido al Papa recientemente las palabras que aparecen entrecomilladas dentro la cita siguiente, que marcamos en negrita para más claridad:
“(…) ¿Pero y las almas malas, dónde son castigadas? “No son castigadas, las que se arrepienten obtienen el perdón de Dios y van entre las filas de las almas que lo contemplan, pero aquellas que no se arrepienten y no pueden por tanto ser perdonadas desaparecen. No existe un infierno, existe la desaparición de las almas pecadoras”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *