El liberalismo conduce al Estado totalitario, a la vieja religión del culto al Emperador.

El discurso más o menos oficial de los “tradicionalistas” católicos explican que el liberalismo lleva a una sociedad capitalista, en el que el egoísmo individualista de los empresarios llevan a un mundo feroz, a un individualismo radical e insolidario. En fin, a la selva del todos contra todos. Pero, con este discurso, trata solamente de […]

Seguir leyendo