SANTIAGO MATAMOROS

Santoral

25 de julio

Cuentan las Crónicas que en el Siglo IX los sarracenos invasores de España habían firmado un acuerdo  con el Reino Cristiano de Asturias por el que los cristianos tenían que cumplir el « Tributo de las Cien Doncellas» por el que los reyes de Asturias debían enviar anualmente  a Córdoba 100 doncellas cristianas, 50 nobles y otras tantas plebeyas. 

Se ha hablado mucho de la superioridad cultural del Islam medieval. Pero lo cierto es que el islam siempre ha sido una “cultura” de barbarie, fundado en la rapiña y explotación de los otros pueblos, y en el cual la mujer era un simple objeto de una sexualidad brutal y patológica. Y toda la edad media el islam, esa cultura “superior”, recibe una ingente riada de esclavos de todas partes (Europa, África y Asia), convertida en una inmensa máquina de rapiña y explotación humana.

EL REY RAMIRO I DE ASTURIAS

Hijo de Alfonso II el Casto, en el 844 se negó a seguir acatando el  inhumano y deshonroso Tributo de la Cien Doncellas. Y eso solo podía significar una cosa: una guerra contra una maquinaria de guerra  como la musulmana de una superioridad técnica, militar y numérica simplemente abrumadora.

Ramiro pensó y decidió que era mejor una muerte con honra que una vida deshonrada. Y preparo la guerra. Con los limitados medios en hombres y recursos militares fue a una batalla en la que sin duda su pueblo no podía sino sucumbir.

La batalla se trabó  en Albelda (Logroño)… Y la esperable derrota fue tan dura que se vio obligado a replegarse  en Clavijo, a 17 kilómetros de Logroño, con los restos del  ejército que le quedaba tras la primera batalla…Un ejército que no era un ejército sino su pueblo, lo que quedaba de la cristiandad en Hispania.

La noche que pasó en Clavijo a la espera de un nuevo enfrentamiento con los sarracenos al día siguiente debió ser terrible para el Rey Ramiro…  Y entonces ocurrió.

SANTIAGO.

Nuestro rey Alfonso X el Sabio en su “Primera Crónica General”, muchos años después (1270) nos transmite  la tradición viva  del sueño que tuvo esa noche  y de las  Palabras que le dijo el  Apostol Santiago al Rey Ramiro:

«Sepas que Nuestro Señor Jesucristo repartió entre todos los apóstoles todas las provincias de la tierra. Y a mí sólo me dio España para que la guardase. Rey Ramiro, esfuérzate en tu oración y se bien firme y fuerte en tus hechos, que yo soy Santiago. Y ten por verdad que tú vencerás mañana con la ayuda de Dios a todos esos moros…»

A la mañana siguiente el Rey Ramiro, a modo de arenga antes de la batalla, les conto a sus lo que el señor Santiago le había comunicado en sueños. Y sus hombres por su fe en su rey y en nuestro Señor Jesucristo marcharon  a la batalla con el corazón alegre del que se sabe vencedor antes de que la lucha empezara.

La batalla comenzó y cuando los sarracenos estaban más seguros de su victoria, en el horizonte apareció un caballero montado en un caballo blanco, blandiendo una espada de plata que bajo el sol centelleaba como si fuera un rayo… Y todo cambio.

El historiador decimonónico José González de Tejada, recogiendo la tradición todavía viva de la batalla de Clavijo nos cuenta:

«A este tiempo se apareció Santiago sobre un fuerte y hermoso caballo blanco. A su vista se animaron briosos los cristianos y se amedrentaron tanto los infieles que, cobardes, volvieron las espaldas, huyendo desordenados, dejando el campo lleno de cadáveres moros y corriendo arroyos de su sangre que, se dice, llegaron hasta el río Ebro, que dista de aquel sitio dos leguas».

Esto ocurrió  el 23 de mayo del año del Señor del 844.

PORQUE LOS MILAGROS EXISTEN

El hombre moderno, especialmente el “católico” modernista, no se cree nada de esa historia. El como el masón cree que en el “dios”  relojero que creo el universo con sus leyes y en el mejor de los casos se durmió o en el peor de los casos murió, como dice el profeta del Anticristo Nietzsche. Pero en cualquier caso, que es un relojero que una vez ha construido su artificio ya no interviene

Pero la cuestión es que el milagro existe. Que uno de los motivos para creer en Jesucristo, el Señor, son los milagros que realizo en su vida terrena y en especial el de la resurrección. Y que Él nos prometió que nosotros también haríamos esos milagros y mayores aún.

A los católicos no nos extraña en absoluto milagros como el de Clavijo. Y además estamos convencidos que nuestro pueblo es especialmente realista y que si se recoge ese milagro  es porque así ocurrió realmente.

LA HISTORIA DE ESPAÑA ES UN MILAGRO CONTINUO

Y es que desde la invasión musulmana de España todo en nuestra  historia es un milagro. Y así, a partir de la batalla de Clavijo  las intervenciones de Santiago en  batallas contra el sarraceno se multiplican. Y el modernista se ríe, “contagio mítico” dice en su estupidez. Y no se da cuenta que es simplemente la fuerza de la fe de todo un pueblo.

La Historia de España es todo un milagro. Somos la anormalidad histórica de ser uno de los pocos pueblo que después de ser conquistados por el Islam fueron capaces de reconquistar nuestra patria. Y luego un pequeño país con escasa población fue capaz de mantener en pie la cristiandad durante medio milenio… Y de colonizar y evangelizar medio planeta… Y todavía en 1936 fuimos capaces de vences el comunismo asombrosamente y contra el mundo entero.

LA HISTORIA HOY SE REPITE CON EL ISLAM

Actualmente España sufre una invasión musulmana, que es muy semejante a la del siglo VIII. También ahora se basa en la traición interna (todos los partido politicos prácticamente conspiran en ese sentido) y en los falsos católicos (entonces arrianos y ahora modernistas del Vaticano II).

Pero España es mucho más que la gente que hoy participa por activa o por pasiva en la destrucción de nuestra patria. España es un espíritu cristiano y guerrero, indomable como nuestro señor y guía Santiago, el «caballero andante de Dios» como lo llamó Cervantes.  Y un espíritu nunca muere, y en nuestro caso, siempre lucha… y por la gracia de Dios, vence.

1 comentario sobre «SANTIAGO MATAMOROS»

  1. ¡Magnífica historia la de Santiago Matamoros! España no necesita de seudosalvadores, de partidos políticos liberales y constitucionales, como VOX y el seudopatriota Abascal y Cia. que defienden la constitución atea y anticristiana, por tanto antiespañola, aunque se disfracen de patriotas. Son unos falsarios, ¿qué es eso de las raíces judeo-cristianas?
    España es de Cristo o no es España.
    ¡Viva Santiago, Patrón de España! ¡Viva la Virgen del Pilar! ¡Viva Cristo Rey!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.