EL 12 DE OCTUBRE, EL DIA QUE NACIÓ UNA RAZA, NO DE LA SANGRE, SINO DEL ESPÍRITU

Apuntes Cultura católica

El 12 de octubre de 1492 Cristóbal colón llegaba a América y empezó una de las epopeyas más asombrosas de la Historia: la evangelización de todo un continente. Porque América  estaba presa del Demonio, y no existía un continente donde la maldad y el Infierno fuera más visible. No existía un continente donde los sacrificios humanos y el canibalismo  estuvieran más extendido. Y a su lado África y por supuesto Asia eran continentes civilizados.

En pocos siglos de esa cultura tinta de sangre y crimen colectivos que era la América precolombina, paso a ser un continente uniformemente evangelizado. Fue un cambio radical y absoluto que  desde una cultura inhumana, sangrienta y satánica nos llevó a la cultura Cristiana, la más humana, la más respetuosa con la dignidad y libertad de todos los hombres… Y lo que es más asombroso, que esa revolución ocurrió casi espontáneamente: los misioneros católicos llegaban predicaban y la conversión en la mayoría de los casos no se hacía esperar.

Y como consecuencia del sentido católico de España, en este proceso de conversión a Cristo, iba acompañado de una completa fusión de razas. Porque para los católicos el bautismo no es simplemente un rito externo. El Bautismo es un nuevo nacimiento: renaces del Agua y el espíritu y tu vida y tu historia  se reinicia: tu pueblo es ahora el Pueblo de Dios, tu pasado es el que se relata en la Biblia. Perteneces ya para siempre a una raza del Espíritu, la raza de los Hijos adoptivos de Dios. Esa es tu cultura, tu pasado y tu etnia.

La hispanidad es una raza espiritual, nacida de la fusión de razas. Es una raza mestiza, porque por encima de la biología y la etnia está el Espíritu: América entera (salvo donde los anglosajones han puesto su sello racista y masón) nace de la fusión de todas las razas. Blanco, negro e indios, se funden en una nueva sangre, que es expresión de un nuevo Espíritu.

Por eso, es justo que la fiesta Hispana del 12 de octubre se llame Día de la Raza. Nosotros si somos una raza superior: la raza de negros, indios y europeos mezclados en el espíritu de Cristo. Somos la superación del predominio de la carne sobre el Espíritu propia del hombre caído en el pecado  del origen. Somos una Torre de Babel  inversa; y al contrario de los hijos de babel no fuimos presos de la soberbia de querer igualarnos a Dios. Si no que, seducido por la humildad de Jesucristo, que siendo Dios asumió la condición de hombre, llevamos al señor al corazón de un mundo sin corazón. Y con esa humildad ante Dios, trajimos a América al dios Viviente de la Eucaristía. Y por eso Dios que castigo a  Babilonia con la multiplicidad de lenguas nos dio a los hispanos una sola lengua. Una lengua en la que el saludo es “¡Ave María Purísima!” y en la que la despedida es “¡Adiós!”.

«Y les dijo, id al mundo entero y predicad el Evangelio a toda criatura. El que crea y sea bautizado se salvará; pero el que no crea se condenará». (Mc 16: 15-16)
Una patria, una bandera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.