DON MINUTELLA ES UNA ESTAFA

La Gran Apostasía

Bergoglio es lo que es y además no se oculta: es un agente de Soros, de la judeo-masonería y el nuevo orden mundial. Es un hijo de Lucifer y no lo oculta, y además ni siquiera menciona a Jesucristo para disimular como hacían los anteriores anti-papas del Vaticano II.

En cambio gente como Don Minuella son mucho más taimados. Chillan mucho, reivindican la verdadera Iglesia, la verdadera doctrina… Y al final resulta que la malignidad básica de Bergoglio consiste en haber aceptado sustituir “al legítimo papa” (véase el vídeo a partir del minuto 1:20)… Y el Verdadero papa es, claro, el apostata de Ratzinger. Mucho chillar, mucho mitin mussuliniano y al final lo que nos dice es que “su verdadera iglesia” es la de Ratzinger, o sea, la del Vaticano II… Y de ahí la estafa, porque la “iglesia” de Ratzinger y la “iglesia”  de Bergoglio  es exactamente la misma falsa Iglesia;   es la misma secta del Vaticano II que comienza con Roncalli y Montini y que ahora se prolonga con Bergoglio.

Este señor es como aquella mamá que al hijo que no quería puré le decía “¡A ver, escoge, que quieres un plato de puré o dos platos de puré!”… Y el niño tan feliz elegía  un plato de puré. Y este señor lo mismo: intenta estafar nos a grito pelado. La diferencia esta en que la mamá lo hacía  por el bien del niño y este falso cura lo hace para llevarnos al huerto; al huerto de la perdición.

El ratzingerismo es un virus con el que se trata de estafar a los que empiezan a reaccionar contra el apostata Bergoglio. Un virus peligroso que te lleva de nuevo a la secta del Vaticano II. Y Don Minutella es una agente de tal infección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.